Como ya sabemos, las oficinas y empresas son centros de propagación de gérmenes debido a que muchas personas interactúan a diario, pero no todas cuidan la higiene personal.  Solo en la superficie de las manos portamos...