900 902 120 Llama ahora Contactar con Initial

Cómo te puedes beneficiar de una buena calidad del aire en la oficina

Esta es una pregunta que muchos no nos hacíamos antes de que la pandemia de Coronavirus tuviese lugar, pero a medida que nos hemos acostumbrado a valorar más la higiene del entorno que nos rodea, la calidad del aire se ha situado en el centro del debate.

En una encuesta global realizada recientemente por Initial acerca de la nueva percepción sobre la higiene se supo que el 72% de los encuestados muestra más preocupación por la propagación de gérmenes a través del aire en la actualidad que antes de la pandemia.

La Organización Mundial de la Salud estima que la mala calidad del aire interior es responsable de, aproximadamente, 3,8 millones de muertes prematuras en el mundo, y que la contaminación cruzada de virus y enfermedades transmitidas por el aire es 19 veces más probable en el interior que en el exterior.

Ante este dato, tanto países como empresas han mostrado diferentes respuestas. En varios países, se proponía una mayor legislación en torno a la calidad del aire; al mismo tiempo, muchas empresas se planteaban un modelo de asistencia a las oficinas más sostenible, combinando trabajo presencial y teletrabajo.

Mientras que la mayoría de negocios han destinado recursos a reforzar las medidas de higiene en sus instalaciones mediante la instalación de dispensadores de gel hidroalcohólico o llevando a cabo desinfecciones periódicas, muchos aún no son conscientes de la necesidad de cuidar de la calidad del aire.

La purificación puede ser una inversión fundamental para proteger a las personas en sus puestos de trabajo y mejorar la calidad del aire interior, y no un gasto más. La purificación no consiste solamente en eliminar los virus del aire, sino también otras muchas sustancias y microorganismos en suspensión, como los compuestos orgánicos volátiles (COVs), las partículas finas, las bacterias o el polen. Por tanto, una buena estrategia de higiene del aire va a redundar en una mejor salud y en un mayor bienestar para los empleados, clientes y visitantes.

Si lo deseas, aquí puedes leer más acerca de cómo funciona un purificador de aire.

Cuando se trata de purificación del aire, las siguientes preguntas son la clave:

  • ¿Cuántos casos de COVID-19 ha habido en la oficina?
  • ¿Cuántas horas de productividad se han perdido por parar la actividad para desinfectar las instalaciones?
  • ¿Cuántas personas han tenido que guardar cuarentena y cuántas personas se han dado de baja por enfermedad?
  • ¿Qué impacto han tenido estas ausencias en la productividad?

Además, ¿cuántas personas han estado de baja por dolores de cabeza, alergias o dolores en el pecho en el último año? La suma de las respuestas a estas preguntas puede ser, en muchos casos, preocupante.

A continuación, vamos a desarrollar un ejemplo sencillo para ilustrar cómo una inversión en purificación del aire puede ayudar a solucionar estos problemas. 

El escenario:

“Mi empresa cuenta con 40 trabajadores a jornada completa y mi oficina es un espacio abierto de 150 m2 de superficie, 2,7 m de alto y una sala de descanso.  Actualmente tengo una media de 4 personas enfermas al mes que son baja por enfermedad una media de 2 días cada una (8 días totales perdidos – 64 horas – cada mes).” 

Para saber el valor que representan esas 64 horas perdidas al mes, hay que hacer un pequeño cálculo. La fórmula para calcular la productividad es tomar la producción total alcanzada por todos los trabajadores de la empresa y dividirla por las horas trabajadas: productividad = producción (valor de lo producido menos insumos) / horas totales trabajadas. El resultado habrá que multiplicarlo por 64.

La solución propuesta:

En este caso, podríamos instalar un dispositivo VIRUSKILLER™ VK102 en la zona diáfana de la oficina y un VK401 en la sala de descanso, ambos trabajando a máxima capacidad durante las horas de la jornada laboral. De esta forma, estaríamos tratando de forma constante todo el volumen de aire de las instalaciones, mejorando su calidad y disminuyendo la transmisión aérea de enfermedades infecciosas. De esta forma, conseguiremos espacios interiores más seguros.

Si gracias a estas medidas, se consiguen reducir a la mitad las horas de trabajo perdidas, podemos hacer una estimación muy sencilla del ahorro que se está consiguiendo gracias a la inversión en purificadores.

La tecnología:

El purificador de aire VIRUSKILLER™ limpia el aire de virus, bacterias, polen, formaldehído, alérgenos COVs, esporas, moho y partículas, por lo que producirá un impacto positivo en la disminución del absentismo y un aumento de la productividad entre los trabajadores, ya que el aire limpio favorece el bienestar mental y físico. Si a esto le sumamos el valor adquirido por la marca como empleador responsable que invierte en el bienestar de sus trabajadores, los beneficios de la purificación del aire superan ampliamente los costes.

Si quieres invertir en el bienestar de tu empresa, ponte en contacto con nosotros. También puedes descargar el folleto de VIRUSKILLER™ para obtener más información.

filtros HEPA

¿Por qué Initial?

Initial proporciona un servicio de higiene especializado profesional en más de 60 países de todo el mundo. Ofrecemos la mayor gama de servicios de higiene para tu empresa, incluida la gestión de residuos y las soluciones de higiene de manos, higiene del aire y de superficies.

Higiene del aire

Initial ofrece una amplia gama de soluciones de higiene del aire altamente eficaces para ayudarte a proteger tus instalaciones contra la presencia de virus y microorganismos presentes en el aire.

  • Reducir el riesgo de transmisicón de enfermedades
  • Soluciones con eficacia testada y de fácil instalación
  • Te ayudamos a crear un espacio seguro y libre de virus
Ver más

Artículos relacionados